para quien es ideal el caldo de huesos

Para quién es ideal el caldo de huesos Sólo Huesos

En Ecolagen escuchamos vuestras sugerencias y una de las demandas que más nos hacíais era un caldo de huesos que no contuviera verduras. Así pues, nos pusimos manos a la obra y hoy ya es una realidad. Además, creemos que es un caldo importante en el lineal de Ecolagen y por eso, para daros más información de interés sobre el caldo Sólo Huesos y para quién está indicado, la doctora Berta Pedreño, especializada en Medicina Integrativa y PNIE nos ha escrito este artículo tan completo.

El caldo de huesos se ha hecho muy popular en los últimos años entre aquellos que se interesan por mejorar su salud. Esta popularidad no es infundada, sino que se debe a sus múltiples beneficios respaldados por estudios científicos.

En mi consulta médica, el caldo de huesos en numerosas ocasiones es un “suplemento” más que añado al tratamiento de muchos de mis pacientes desde una perspectiva integrativa como parte de una dieta equilibrada y un estilo de vida saludable.

A estas alturas, creo que todo el mundo sabe que el caldo de huesos tiene colágeno, una proteína fundamental para la salud de la piel, los huesos y las articulaciones y cuyo déficit puede estar detrás de la caída del cabello y de la debilidad de las uñas.

Pero el caldo de huesos es mucho más. Es una bomba de nutrientes clavecomo calcio, magnesio, fósforo, silicio y otros minerales provenientes de los huesos que ayudan a mantener el equilibrio de electrolitos y contribuyen a la hidratación.

Su riqueza en glucosamina y condroitina, dos sustancias que se encuentran en el cartílago y que ayudan a mantener la salud de las articulaciones, lo convierten en un indispensable para el tratamiento de patologías inflamatorias como la artritis.

Y no nos olvidemos de la glicina, uno de sus aminoácidos principales, necesario para el buen funcionamiento del sistema nervioso y del que desgraciadamente hay un déficit generalizado en la población de unos 10g/día (una dieta normal estándar sólo llega a los 2g/día de glicina).

¿Para quién es el caldo de huesos Sólo Huesos?

Este caldo de huesos no contiene verduras, por lo que es apto para todo tipo de patologías y la mayoría de dietas.

para quien es el cado solo huesos

Dieta baja en FODMAPs

La palabra “FODMAPs” es un acrónimo inglés que hace referencia a “Fermentable Oligosaccharides, Dissacharides, Monosaccharides, And Polyols”, que son tipos de carbohidratos fermentables presentes en los alimentos:

  • Oligosacáridos: los fructanos y los galacto-oligosacáridos presentes en alimentos como trigo, cebolla, ajo, alcachofas y legumbres.
  • Disacáridos: la lactosa presente en productos lácteos de origen animal (leche, algunos quesos, yogur, mantequilla, etc.)
  • Monosacáridos: la fructosa muy presente en la miel y algunas frutas como las manzanas, las peras y los mangos.
  • Polioles: el sorbitol y manitol presentes en algunas frutas y vegetales, así como en algunos edulcorantes artificiales (maltitol, sorbitol, azúcar de abedul o xilitol, eritritol, etc.)

Esta dieta fue desarrollada en el año 2000 en la Universidad de Monash en Australia para ayudar a aliviar los síntomas del “síndrome del intestino irritable” (SII) como hinchazón, gases, dolor abdominal, estreñimiento o diarrea, pero también puede ser útil para aquellos pacientes con otros trastornos gastrointestinales funcionales, enfermedades inflamatorias del intestino (EII) como Crohn o colitis, o cualquier tipo de disbiosis intestinal como el SIBO.

El SIBO son las siglas en inglés de “Small Intestinal Bacterial Overgrowth”, que traducido al español significa “Sobrecrecimiento Bacteriano del Intestino Delgado”.

Normalmente, el intestino delgado tiene relativamente pocas bacterias en comparación con el intestino grueso. Sin embargo, cuando se produce un sobrecrecimiento bacteriano en intestino delgado, las bacterias proliferan en cantidades mayores de lo normal. El problema es que estas bacterias pueden consumir nutrientes de los alimentos antes de que el cuerpo tenga la oportunidad de absorberlos y producir gases y un exceso de ácidos grasos putrefactivos derivados de una mala digestión.

Alergia a la LTP y a las profilinas

Es completamente seguro para pacientes con alergias a ciertas proteínas alimentarias presentes en algunos frutos secos, frutas y vegetales.

Las personas alérgicas a la LTP y a las profilinas, al comer los alimentos que las contienen como el calabacín, la pera, el tomate, el pepino, etc. pueden experimentar síntomas gastrointestinales, picazón en la boca y urticaria, dificultar para respirar y, en casos más graves, anafilaxia. Sin embargo, cada persona puede reaccionar de forma diferente a alimentos específicos y hay cofactores como el ejercicio físico intenso, la toma de antiinflamatorios no esteroideos como ibuprofeno, la menstruación, la falta de sueño o el consumo de alcohol, que pueden provocar la reacción alérgica o agravar su sintomatología.

Las profilinas son termolábiles, es decir, que pueden “desnaturalizarse” o modificarse al someterse al calor. Sin embargo, las LTPs (“lipid protein transporter”) son mucho más estables y no se modifican tanto, por lo que es muy probable que desencadenen una reacción en el paciente aun después del cocinado.

Dieta carnívora

Al no llevar ninguna verdura, este caldo puede ser consumido por personas que siguen una dieta carnívora.

Personalmente, no soy partidaria de dietas extremadamente tan restrictivas, no sólo por el impacto negativo que pueden conllevar a nivel emocional, sino también porque es muy fácil que conlleven deficiencias nutricionales si no se planifican cuidadosamente de la mano de un profesional de la salud.

No obstante, aunque la mayoría de estudios publicados sobre la dieta carnívora son anecdóticos y están basados en casos individuales o en grupos pequeños de personas y durante cortos periodos de tiempo, se han reportado beneficios en ciertas patologías como el SII, la artritis reumatoide y otras condiciones autoinmunes.

Además, este caldo de huesos, como el resto de caldos de Ecolagen, no contiene cerdo (sólo ternera y pollo), ya que el cerdo es una carne rica en histamina, siendo una mejor opción para las personas que siguen una dieta baja en histamina, pero necesitan consumir caldo de huesos para fortalecer su barrera intestinal.